Planteamiento sindical

titulo

 

>> Alcohol y drogas: un asunto colectivo

Nuestra sociedad no está exenta de problemas relacionados con la adicción al alcohol y otras drogas; estudios epidemiológicos actuales indican que en el medio laboral estas situaciones problemáticas son superiores a  las de la población en general.

Por diversas razones, los problemas laborales relacionados con el consumo de alcohol y otras drogas se esconden o disimulan,  lo que dificulta abordarlos, estudiar la intervención en algunas causas e implantar medidas para su solución.

Cuando una persona está en situación de dependencia del alcohol y drogas verá afectada seriamente su salud y sus relaciones sociales y familiares. Además, en el  ámbito laboral, afecta también a  compañeros/as y otras personas vinculadas con su trabajo.   Por otro lado, el proceso de dependencia es un suceso largo en el tiempo, donde el  ambiente y las circunstancias laborales interaccionan  de forma positiva o negativa.   

Así, lo que puede parecer un problema personal se convierte en asunto colectivo y es desde el grupo donde pueden encontrarse las mejores vías de solución y apoyo.

Como delegados/as de prevención estamos llamados a buscar soluciones y propuestas para la prevención, en tanto que la drogodependencia es un problema de salud, cuyos orígenes pueden ser por un conjunto de causas diversas  entre las que encontraremos aspectos relacionados con la organización del trabajo.

A menudo, las actividades preventivas en relación al consumo de drogas en el ámbito laboral se reducen a “publicitar” mediante carteles como está la situación. Si realmente existen problemas en la empresa, es bueno reconocerlos, pero no cabe duda que lo efectivo es   afrontarlos y, entre comité y dirección, acordar  acciones para prevenir y para asistir a las personas afectadas

No mires para otro lado.  Actuar a tiempo, acercarse a las personas en situación de drogodependencia o contar con un plan de intervención en la empresa son acciones que pueden ayudar enormemente a estas personas y, por extensión, contribuyen a mejorar la calidad del ambiente de trabajo del conjunto de la plantilla.

 

>> La drogodependencia, un problema de salud

- Es un problema de salud. Dentro del concepto de salud como de bienestar físico, psíquico y social,  en un enfoque de la persona de manera integral y en relación con sus condiciones de vida (personales, sociales y laborales), la drogodependencia es un problema de salud.

Es el planteamiento que defendemos en el marco de la empresa, para que se trate desde un enfoque preventivo  dentro de las actuaciones en salud laboral, frente al enfoque punitivo o sancionador actual.

Es un problema multicausal.  Ocurre por un conjunto de diferentes causas  y a lo largo de un proceso en el tiempo en el que se mantienen dichas causas;  por tanto es un problema de responsabilidad compartida.

- Es un problema social con componentes laborales.  Los factores que influyen en el proceso son, por este orden:  la situación sociofamiliar,  la forma de ser de la persona, la situación laboral y el tipo de sustancia.

Entre los factores pisco-sociales relacionados con la organización del trabajo se señalan: los horarios excesivos, la insatisfacción con el trabajo, las tareas rutinarias, las malas relaciones, el trabajo solitario, la fatiga o unas elevadas exigencias,  entre otros.

- Es un proceso gradual y paulatino.   La dependencia  no ocurre de repente, sino que se genera con el tiempo y la frecuencia de uso de la sustancia.   Esto permite actuar a tiempo.

- Prevenir es la mejor herramienta. En este sentido, la promoción de la salud y la información y sensibilización para un consumo moderado y la detección precoz se han identificado como realmente efectivas.

- Hay soluciones a las situaciones de drogodependencias, y son mucho más factibles con el apoyo de la comunidad. 
Cualquier situación de drogodependencia puede ser recuperable si el individuo y su entorno cuentan con el soporte personal y/o profesional adecuado.

En el mundo laboral, la ayuda de un delegado/a de prevención tendrá con mucho más posibilidades de éxito  que otra persona que se encuentre solo para resolver su problema.

En una muestra estudiada, la mayor parte de los trabajadores que han seguido programas de rehabilitación se han restablecido y siguen trabajando, más de la mitad en sus mismos puestos de trabajo.

>> Aspectos básicos en la intervención sindical

Cuando  el trabajo del delegado va dirigido a la propuesta y negociación de acciones o un plan de actuación, habrá que considerar algunos aspectos básicos:

    1. La prevención es la mejor herramienta. La prevención no es hacer controles de consumo de drogas;  prevención es información, formación, sensibilización, promoción de la salud, investigación causas en la organización del trabajo que puedan inducir al consumo, etc..  Prevención son aquellas  acciones que permitan modificar de manera precoz situaciones que de no cambiar podrían caer en dependencia.

    2. Tratamiento como enfermedad. Las personas afectadas tienen derecho, si fuera necesario, a acogerse a una baja médica como se hace con cualquier otra enfermedad común, con la finalidad de tratar su dependencia.

    3. Se asegurará la no ruptura contractual de las personas que se sometan a tratamiento.  Si hay trabajadores/as que puedan compatibilizarlo con el trabajo, mucho mejor. Si debe darse de baja, nunca habrá despido ni excedencia voluntaria. La persona podrá volver a trabajar y si es necesario con adaptación del puesto de trabajo.

    4. La mejor herramienta para la intervención preventiva en drogas  es introducirla en el convenio colectivo o firmar un Acuerdo Marco de empresa. Recordemos que, por defecto, la referencia a las drogas en el convenio aparece siempre en el apartado de Faltas y Sanciones; nuestra propuesta sindical es que se reconozca por derecho la atención a las drogodependencias en el capítulo de Salud Laboral y  Prevención de Riesgos.

    5. En todo caso, las propuestas  de intervención en drogas en la empresa siempre será negociado, con participación de los representantes de los trabajadores y el seguimiento se llevará desde el Comité de Seguridad y Salud.

 

Nuestra dirección
base